Concurso Nacional de Ideas Parque de las Ciencias

Premio: Mención Honorífica


SISTEMA PASTIZAL / SISTEMA PARQUE

El sistema absorbente del parque queda conformado por dos partes fuertemente determinadas por su génesis, geomorfología, funcionalidad y sentido dentro del parque.

Estos dos sistemas tensionan el parque entre los diferentes programas y le otorgan identidad propia dentro de la ciudad, explotándolos para uso y educación ciudadana.

Una primera, topográfica, conforma la unidad Pastizal. Poniendo en valor los espacios residuales linderos a las vías del ferrocarril, en donde se lo resignifica como un parche ecológico urbano: una topografía oriunda del trazado del ferrocarril y un sistema de vegetación que conforma una reserva de biodiversidad urbana, una mezcla espontánea y pampeana de especies nativas y colonizadoras.

Una segunda, plana y funcional, resuelve el sistema de parque urbano a nivel cero. Una cubierta cespitosa, para uso ciudadano, y un arbolado de tercera magnitud nativo acompañando los caminos vinculantes: Ceibos, Sennas, Bahuinias y Salix, para los sectores más bajos.

  

ECOLOGIA URBANA Y SUSTENTABILIDAD

Gran parte de la superficie parquizada está constituida por una pradera de especies espontáneas nativas, en su mayoría gramíneas, de notable incidencia como ¨parche¨ dentro de la ecología urbana. Este tipo de especies realizan un gran intercambio energético con el medio y están adaptadas a las condiciones ambientales locales; es así que este intercambio energético entre comunidades vegetales tiende a restaurar el paisaje original pampeano. 

La fauna autóctona se nutre de los ¨bienes y servicios¨ este tipo de flora y espacios para nidificación y fuente de alimento; contribuimos a incrementar la biodiversidad dentro de la ciudad.

Este tipo de especies vegetales requieren bajo a nulo mantenimiento, generando así un manejo sustentable dentro del espacio público. Dado que producen una disminución de los aportes o subsidios energéticos, así como morigeración de la temperatura.

Un sistema de retención de agua, lindero al ferrocarril, nos permite colectar agua de lluvia y transportarla través de un sistema de riego gravitacional hacia el resto del parque, a la vez que funciona como límite de seguridad y elemento retórico - poético frente al paso del tren.

Dar lugar a la naturaleza local, una oportunidad para regenerarse y así rescatar lo nuestro, recuperando parte de nuestra identidad cultural/natural perdida.


Autores: Arqs. Federico Azubel, Ignacio Trabucchi y Walter E. Viggiano.
Coordinación y equipo de proyecto: Arq. Damián Parodi.
Paisaje:  Bulla. Colaboradora: Alejandra Yamasato.

Colaboradores: Arq. Anabella Gatto, Arq. Cecilia Crecenzi, Arq. Paula Valentini, Andrea Tchabrassian, Josefina Llambias, Flavia Dramasino y Arq. Alejandro Fajardo.; Arq. Martín Huberman (Instalaciones conceptuales); Ing. Daniel Isola (Estructuras); Ing. Alfredo Squaglia (Termomecánica).



Info

Parque de las Ciencias

Concurso Nacional de Ideas Parque de las Ciencias

Premio: Mención Honorífica


SISTEMA PASTIZAL / SISTEMA PARQUE

El sistema absorbente del parque queda conformado por dos partes fuertemente determinadas por su génesis, geomorfología, funcionalidad y sentido dentro del parque.

Estos dos sistemas tensionan el parque entre los diferentes programas y le otorgan identidad propia dentro de la ciudad, explotándolos para uso y educación ciudadana.

Una primera, topográfica, conforma la unidad Pastizal. Poniendo en valor los espacios residuales linderos a las vías del ferrocarril, en donde se lo resignifica como un parche ecológico urbano: una topografía oriunda del trazado del ferrocarril y un sistema de vegetación que conforma una reserva de biodiversidad urbana, una mezcla espontánea y pampeana de especies nativas y colonizadoras.

Una segunda, plana y funcional, resuelve el sistema de parque urbano a nivel cero. Una cubierta cespitosa, para uso ciudadano, y un arbolado de tercera magnitud nativo acompañando los caminos vinculantes: Ceibos, Sennas, Bahuinias y Salix, para los sectores más bajos.

  

ECOLOGIA URBANA Y SUSTENTABILIDAD

Gran parte de la superficie parquizada está constituida por una pradera de especies espontáneas nativas, en su mayoría gramíneas, de notable incidencia como ¨parche¨ dentro de la ecología urbana. Este tipo de especies realizan un gran intercambio energético con el medio y están adaptadas a las condiciones ambientales locales; es así que este intercambio energético entre comunidades vegetales tiende a restaurar el paisaje original pampeano. 

La fauna autóctona se nutre de los ¨bienes y servicios¨ este tipo de flora y espacios para nidificación y fuente de alimento; contribuimos a incrementar la biodiversidad dentro de la ciudad.

Este tipo de especies vegetales requieren bajo a nulo mantenimiento, generando así un manejo sustentable dentro del espacio público. Dado que producen una disminución de los aportes o subsidios energéticos, así como morigeración de la temperatura.

Un sistema de retención de agua, lindero al ferrocarril, nos permite colectar agua de lluvia y transportarla través de un sistema de riego gravitacional hacia el resto del parque, a la vez que funciona como límite de seguridad y elemento retórico - poético frente al paso del tren.

Dar lugar a la naturaleza local, una oportunidad para regenerarse y así rescatar lo nuestro, recuperando parte de nuestra identidad cultural/natural perdida.


Autores: Arqs. Federico Azubel, Ignacio Trabucchi y Walter E. Viggiano.
Coordinación y equipo de proyecto: Arq. Damián Parodi.
Paisaje:  Bulla. Colaboradora: Alejandra Yamasato.

Colaboradores: Arq. Anabella Gatto, Arq. Cecilia Crecenzi, Arq. Paula Valentini, Andrea Tchabrassian, Josefina Llambias, Flavia Dramasino y Arq. Alejandro Fajardo.; Arq. Martín Huberman (Instalaciones conceptuales); Ing. Daniel Isola (Estructuras); Ing. Alfredo Squaglia (Termomecánica).



< Volver