Contener para liberar
Una operatoria ancestral posibilitó el surgimiento de un nuevo jardín, de una nueva espacialidad, de nuevos usos. 
A partir de la construcción de un muro de contención, el proyecto queda organizado en tres partes: un cantero elevado (que preserva ejemplares arbóreos existentes), el muro propiamente dicho y el jardín a nivel de la casa (con áreas absorbentes y no absorbentes).
El muro de contención negro es la pieza que articula y tensiona el jardin. Vincula dos programas existentes y los pone en valor: la parrilla y una oficina vidriada. A su vez, va definiendo los diferentes espacios de usos y programas.
En su caracter de pieza-objeto, el muro también es banco comunitario y elemento lumínico. 

Iluminación: Arq. Arturo Peruzzotti
Fotos: Javier Agustín Rojas
Ubicación y año: Buenos Aires, 2015

Info

Cavia

Contener para liberar
Una operatoria ancestral posibilitó el surgimiento de un nuevo jardín, de una nueva espacialidad, de nuevos usos. 
A partir de la construcción de un muro de contención, el proyecto queda organizado en tres partes: un cantero elevado (que preserva ejemplares arbóreos existentes), el muro propiamente dicho y el jardín a nivel de la casa (con áreas absorbentes y no absorbentes).
El muro de contención negro es la pieza que articula y tensiona el jardin. Vincula dos programas existentes y los pone en valor: la parrilla y una oficina vidriada. A su vez, va definiendo los diferentes espacios de usos y programas.
En su caracter de pieza-objeto, el muro también es banco comunitario y elemento lumínico. 

Iluminación: Arq. Arturo Peruzzotti
Fotos: Javier Agustín Rojas
Ubicación y año: Buenos Aires, 2015

< Volver