Construir con lo propio
Fuimos convocados por el estudio ATV Arquitectos para proyectar un jardín ubicado en un bosque de pinos montado sobre un manto de medanos costeros en la localidad de Pinamar.
Este proyecto pretende interpretar la identidad de un lugar geográfico y potenciarla en la vida doméstica como una nueva experiencia.
Las condiciones del medio naturalizado relevadas fueron las que marcaron las premisas: construir un jardín a partir de los materiales del lugar. Estos elementos fueron tres: los Pinos (Pinus sp.), la topografia arenosa y el manto de pinocha (acículas de Pinus) que cubre el suelo. A su vez, se detectaron una serie de troncos caídos y vegetación espontánea nativa que crecía en el entorno.
El proyecto se sintetiza en un jardín topográfico, en donde la configuración espacial se da a partir de los espacios planos que forman senderos o bien zonas con árboles existentes en donde no era posible alterar los niveles del terreno. De esta manera, se construyen una serie de espacios de estar, contemplación, senderos, ¨jugar en el bosque¨, fogón, y la relación con el futuro volumen de la pileta y la casa.
Un proyecto invisible, en donde la mano del hombre dificilmente se perciba.

Arquitectura: ATV Arquitectos
Fotos: Bulla & Albano García
Ubicación y año: Pinamar, Provincia de Buenos Aires, 2014

Info

Pinamar

Construir con lo propio
Fuimos convocados por el estudio ATV Arquitectos para proyectar un jardín ubicado en un bosque de pinos montado sobre un manto de medanos costeros en la localidad de Pinamar.
Este proyecto pretende interpretar la identidad de un lugar geográfico y potenciarla en la vida doméstica como una nueva experiencia.
Las condiciones del medio naturalizado relevadas fueron las que marcaron las premisas: construir un jardín a partir de los materiales del lugar. Estos elementos fueron tres: los Pinos (Pinus sp.), la topografia arenosa y el manto de pinocha (acículas de Pinus) que cubre el suelo. A su vez, se detectaron una serie de troncos caídos y vegetación espontánea nativa que crecía en el entorno.
El proyecto se sintetiza en un jardín topográfico, en donde la configuración espacial se da a partir de los espacios planos que forman senderos o bien zonas con árboles existentes en donde no era posible alterar los niveles del terreno. De esta manera, se construyen una serie de espacios de estar, contemplación, senderos, ¨jugar en el bosque¨, fogón, y la relación con el futuro volumen de la pileta y la casa.
Un proyecto invisible, en donde la mano del hombre dificilmente se perciba.

Arquitectura: ATV Arquitectos
Fotos: Bulla & Albano García
Ubicación y año: Pinamar, Provincia de Buenos Aires, 2014

< Volver