Proyecto para un pulmón de manzana ubicado en pleno microcentro porteño.
El concepto se desarrolla a partir de las preexistencias de un jardín en planta baja en estado de abandono: un bosque exótico y muros de contención de 80 años de antigüedad. El jardín se constituye en un evento secreto, recorrible, explorativo y lúdico. Hacia el fondo, se plantea un volumen arquitectónico: una oficina en un bosque. La vegetación se desarrolla como una mancha de especies espontáneas y otras nativas, que funcionan como un parche de naturaleza en plena densidad urbana.

Arquitectura: Ignacio Ruiz Orrico
Ubicación y año: Buenos Aires, 2014

Info

Estudio RO

Proyecto para un pulmón de manzana ubicado en pleno microcentro porteño.
El concepto se desarrolla a partir de las preexistencias de un jardín en planta baja en estado de abandono: un bosque exótico y muros de contención de 80 años de antigüedad. El jardín se constituye en un evento secreto, recorrible, explorativo y lúdico. Hacia el fondo, se plantea un volumen arquitectónico: una oficina en un bosque. La vegetación se desarrolla como una mancha de especies espontáneas y otras nativas, que funcionan como un parche de naturaleza en plena densidad urbana.

Arquitectura: Ignacio Ruiz Orrico
Ubicación y año: Buenos Aires, 2014

< Volver